lunes, 20 de agosto de 2012

El PP pasa de Mediocre a Malo de Solemnidad

En 1996, el equipo de Aznar pudo invertir la desastrosa situación económica heredada de Felipe González con un simple ajuste presupuestario. Cumplimos los criterios de convergencia y a partir de ahí, la inversión pública, con fondos en su mayor parte de la UE, tiró de nuestra economía. El paro se redujo hasta niveles donde podemos permitirnos el lujo de pagar los coches oficiales, medicamentos, subvenciones, autonomías y embajadas de cualquier terruño en París.

En realidad la actividad productiva se sustentaba entorno a la macro-construcción, a la que se unió la locura inmobiliaria financiada por unos anormales bancos dirigidos por unos anormales banqueros. Por supuesto el turismo también ha estado siempre ahí. Pero los problemas estructurales de nuestra economía no se resolvieron.

Rajoy, vicepresidente de Aznar, se creyó que en noviembre de 2011 iba a encontrarse con una situación similar a la que se encontró José María, y por tanto aplicaría las mismas recetas: Ajuste presupuestario y a esperar. Pero claro, Mariano es tan ignorante en materia económica que no se dio cuenta que el Metro, el AVE, las autopistas, los aeropuertos, el resto de infraestructuras y las viviendas ya estaban hechas y tampoco nadie le daría el dinero para hacerlas de nuevo. Por el contrario los bancos eran "Bankia y sus colegas", la prima de riesgo no la reducía ni subiendo los impuestos (vivan las promesas electorales) y la sangría del paro no la podía detener. Llaman reformas a disminuciones en el gasto y realmente solo atacan de forma poco inteligente el efecto (el déficit) en lugar de la causa (el paro).

Esto ya lo hemos explicado en este medio (El PP no puede reducir el paro http://capacidadcritica.blogspot.com/2012/01/el-pp-no-puede-reducir-el-paro.html), y por tanto era previsible de un equipo de mediocres cuya formación tampoco es nada del otro mundo en materia económica. Lo que no esperábamos es que ante una situación tan crítica, el propio Rajoy dijera que las "diputaciones son baratas" (6.000 millones) y no se atreva a tocar un ápice la estructura del modelo de Estado, tan ineficiente como desvergonzada. ¿Cómo va a entender alguien que un niño pague por llevar el tupper al cole cuando ve a un necio entrando en la sauna del Senado?. Por cierto, Mariano vuelve hoy de vacaciones.

La izquierda, siempre cerril y descerebrada en España, ya está en la calle. Han comenzado de la mano del pseudo jornalero Sánchez Gordillo, el Fidel de un pueblo de Sevilla con cargo al presupuesto a la Junta de Andalucía. Pero me temo que el atraco de supermercados no les va a salir demasiado bien, ni siquiera con la propaganda de Telecinco. Pero habrá que estar pendientes de otras personas que puedan estar desesperadas.  Una persona desesperada es capaz de todo.

Algunas empresas luchan desesperadamente por vender fuera para mantener el poco trabajo que todavía queda (al margen los funcionarios). Parece que el déficit comercial ha descendido, aunque no es menos cierto que partía de unos niveles muy negativos. Pero sin una catarsis que coloque a los millones de trabajadores de la construcción vamos a seguir en una situación dramática.

Esperar no le va a servir a Rajoy. Marianico el corto del PP, pobre partido.