sábado, 29 de septiembre de 2012

Gas Natural debe seguir el Camino de José Manuel Lara

«No hay ningún negocio editorial que tenga su sede en un país extranjero que hable otro idioma. Es absurdo. La sede se tendría que ir a Zaragoza, Madrid o Cuenca», dijo el presidente de Planeta, José Manuel Lara, en una entrevista radiofónica. Según contó, esa misma idea se la ha trasladado ya a Mas.

Aprovechando el caos económico y social, Mas se precipita al vacío ilegal del independentismo. Los catalanes se creen que van a ser más ricos de este modo. Solo hay dos opciones: O reculan o serán más pobres, con Estado propio o sin él.

José Manuel Lara ha sido el primer empresario que se ha atrevido a expresar lo obvio. Vamos a ver que hacen los demás, aunque el típico empresario español (incluyendo al catalán) suele ser rehén del politicastro que le concede obras públicas, subvenciones y prebendas varias. Para empezar me interesa extraordinariamente una empresa de gran valor estratégico: Gas Natural. O siguen a Lara o se van a quedar sin clientes de forma rápida. No olvidemos que absorbió a Gas Madrid y tiene millones de clientes cautivos que no estaremos muy cómodos con un proveedor independentista. Ni que decir tiene que los contratos con Sonatrach (empresa argelina) se tendrían que revisar, ya que España es garante. En definitiva, Gas Natural no tiene futuro en la Catalunya lliure.

La Caixa será mantequilla en el resto de España. Una salida masiva de depósitos es tan sencillo que debe hacer temblar a muchos independentistas. Por cierto, lo debería aprovechar Bankia para recapitalizarse de forma adecuada.

Así es la vida en España. Los necios al poder pero nos queda Internet.

jueves, 13 de septiembre de 2012

Rescate e Independencia de Cataluña...y dos Huevos Duros

La Diada celebrada este año ha sido la más multitudinaria. Leyendo las razones que aportan los independentistas podemos concluir que solo la caradura de unos nacionalistas que viven de serlo y una masa gregaria y cerril pueden alimentar este circo en plena crisis económica donde la propia Generalidad catatala acaba de pedir un rescate de 5.023 millones al Estado para financiarse.



Cataluña es una parte de. España, que es el conjunto (la Nación) y Cataluña es un subconjunto. Y el subconjunto no puede hablar de igual a igual al conjunto, simplemente porque forma parte de dicho conjunto. Los niños pequeños aprenden los conjuntos como base matemática elemental pero cuando son mayores lo tienen a olvidar.

En la primera legislatura de ZP, cuando Rajoy no tenía complejos, intervino de la siguiente  forma en el debate relativo al inconstitucional estatuto de Cataluña: 
Ese poder, que ustedes representan, lo ejerce exclusivamente el pueblo español constituido en nación. En eso consiste la soberanía nacional. Ante él nadie habla de igual a igual. Ante él no se blindan ríos ni competencias. A lo sumo, se administran por delegación y siempre al servicio del interés general.
¿Y esto por qué es así? Porque los españoles forman una nación soberana. ¿Por qué? ¡Porque así lo decidieron en 1978! Es la voluntad de la nación la que da obligatoriedad a las leyes. No estamos hablando de esencias ni de unidades sagradas. Hablamos de una expresa voluntad democrática.
El pueblo español no es soberano porque lo diga la Constitución. NO. Es al revés: el pueblo español hizo la Constitución porque era soberano.
Las comunidades autónomas no han creado ni pueden crear la Nación o el Estado. Todo lo contrario: es la nación soberana la que ha dispuesto constituirse en Estado y que en ese Estado existan comunidades autónomas.
El gobierno de una comunidad autónoma, no lo elige ningún poder ajeno a la soberanía nacional, sino LOS ESPAÑOLES censados en dicha comunidad, en los cuales la soberanía nacional ha delegado esa parcela de poder.


El movimiento independentista catalán se para en seco de forma fácil por el resto de España. Se dejan de comprar productos catalanes. Si, señores, boicot. Ha funcionado, funciona y funcionará. Es una forma pacífica de frenar un movimiento irracional. Ya puede quejarse todo lo que quiera Merceditas Milá o cualquier catalanista que aparezca en los medios, pero el euro es el euro, y la libertad del comprador garantiza la unidad de Cataluña al resto de España.

Otro tema diferente es el caso vasco. Los etarras están ganando la batalla política. Lo comentaremos en futuras entradas.

Enlaces complementarios:
Rescate de Cataluña:
http://www.expansion.com/2012/08/28/economia/1346155575.html
Motivos para la independencia:

http://www.elmundo.es/elmundo/2012/09/11/barcelona/1347389192.html

domingo, 2 de septiembre de 2012

Las Plagas de España: Incendios y Sequía

Felipe II presumía de que una ardilla podía recorrer de norte a sur la península. En 2012, España está muy desertizada y el nivel de deforestación es alarmante. La imagen desde el espacio no deja lugar a dudas.

Tenemos mucho más pirómanos que bosques. Terroristas medioambientales. ¿Se puede hacer algo?. Desde luego, se podía mejorar mucho tanto en la prevención como en métodos de extinción de incendios más eficientes. Se podría sacrificar parte del presupuesto de las fiestas de los pueblos para ello.



Ligado a los incendios está la pertinaz sequía, que decía Paco. Él por lo menos se dio cuenta del problema e hizo pantanos. Menos mal. Pero lo que se hizo hace 50 años no es suficiente. Ahora hace falta un plan hidrológico. O mejor dicho, activarlo. Y además, por supuesto, captar todas las buenas ideas que puedan aprovecharse, como el bombardeo de nubes con yoduro de plata para forzar lluvia, técnica ya usasa por los israelitas, al igual que fueron pioneros con la desalinización. Los judíos tienen menos recursos que nosotros pero más inteligencia.

El otro problema elemental (estructural, esto si que es estructural) es la apuesta decidida por las energías más caras. Déficit de tarifa. Subida del recibo. Hartos de repetirlo en Capacidad Crítica.

Durante estos días La 2 emitía unos documentales analizando las plagas de Egipto, míticos castigos que Dios envió al faraón por someter de forma tiránica a los israelitas. Nosotros tenemos los incendios y la pertinaz sequía, pero Dios no nos los ha enviado. Los españoles y su falta de inteligencia se lo han ganado a pulso.