domingo, 2 de septiembre de 2012

Las Plagas de España: Incendios y Sequía

Felipe II presumía de que una ardilla podía recorrer de norte a sur la península. En 2012, España está muy desertizada y el nivel de deforestación es alarmante. La imagen desde el espacio no deja lugar a dudas.

Tenemos mucho más pirómanos que bosques. Terroristas medioambientales. ¿Se puede hacer algo?. Desde luego, se podía mejorar mucho tanto en la prevención como en métodos de extinción de incendios más eficientes. Se podría sacrificar parte del presupuesto de las fiestas de los pueblos para ello.



Ligado a los incendios está la pertinaz sequía, que decía Paco. Él por lo menos se dio cuenta del problema e hizo pantanos. Menos mal. Pero lo que se hizo hace 50 años no es suficiente. Ahora hace falta un plan hidrológico. O mejor dicho, activarlo. Y además, por supuesto, captar todas las buenas ideas que puedan aprovecharse, como el bombardeo de nubes con yoduro de plata para forzar lluvia, técnica ya usasa por los israelitas, al igual que fueron pioneros con la desalinización. Los judíos tienen menos recursos que nosotros pero más inteligencia.

El otro problema elemental (estructural, esto si que es estructural) es la apuesta decidida por las energías más caras. Déficit de tarifa. Subida del recibo. Hartos de repetirlo en Capacidad Crítica.

Durante estos días La 2 emitía unos documentales analizando las plagas de Egipto, míticos castigos que Dios envió al faraón por someter de forma tiránica a los israelitas. Nosotros tenemos los incendios y la pertinaz sequía, pero Dios no nos los ha enviado. Los españoles y su falta de inteligencia se lo han ganado a pulso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario